Columbario

Desde tiempo inmemorial, los cristianos venían realizando enterramientos dentro de las iglesias o suelos adyacentes con el fin de que los cuerpos de los fieles descansaran más cerca de Dios y también que sus familiares pudieran visitarlos en el lugar donde practicaban su fe católica.

Por motivos de salubridad e higiene se prohibieron estos enterramientos en las iglesias y se crearon cementerios en las afueras de las ciudades.

A partir del Concilio Vaticano II, se permite la incineración de los cuerpos, por lo que su cremación experimenta un gran desarrollo, volviendo a ser realidad el enterramiento de las cenizas de los difuntos en los templos.

Los cofrades y devotos de la Archicofradía pueden adquirir derechos funerarios en la Iglesia de Santa María de Jesús a fin de que sus cenizas descansen junto a sus Sagrados Titulares.

columbario1
columbario1
Detalle de la imagen
columbario2
columbario2
Detalle de la imagen
columbario3
columbario3
Detalle de la imagen
 
 
 
Powered by Phoca Gallery